domingo, 1 de diciembre de 2013

Email de una (neuro) mamá rebelada de la moda

Mamá Bloguera en pijama
Ser mamá agota. Como madres necesitamos sentirnos lo más cómodas posibles y, en ese sentido, muchas optamos por rebelarnos contra el mundo de la moda. Tal como lo ha hecho esta mamá quien se ha rebelado de la moda y optado por andar lo más cómoda posible sin importarle las críticas que pueda recibir de miembros de su familia. 

Reproduzco este correo en el que un miembro de su familia critica duramente la forma de vestir de una cansada madre que privilegió comodidad ante todo. Y cómo su esposo salió en su defensa.

La reproduzco, porque sé que muchas se sentirán identificadas con la respuesta… (ojo, los nombres y algunos datos han sido cambiados para proteger las identidades de los involucrados)

De: crco@zzzz.com
Para: pen@gmail.com
CC: “Family”
Subject: aviso de servicio público

Cuñadita, sugiero por el bien del matrimonio (y please tomen nota las demás hermanas) eliminar de sus listas de regalos (y de su lista de ropa) los buzos para estar en la casa. Esos buzos (en especial si son esos horrendos de terciopelo…) son sinónimo de: no bañarse, no peinarse y quedarse resina en la jato. Eso solamente las llevará a que sus esposos empiecen a deslizar la mirada de cuando en cuando pa’ entretener la retina, xq su esposa está en la jato, resina, con un buzo manchado que como la dueña, tampoco se ha lavado. Así que las inspiro e invito a que cambien esos buzos por jeans o leggins apretados (...) hará que sus esposos estén más contentos y puedan tomar cerveza y ver futbol de manera más tranquila y relajada!!!

Espero que no tomen esto como machismo, sino como consejo sincero y moderno. jajajajaja

Un abrazo,

¡¡No a los buzos cochinos!!!

La respuesta:

De: pen@gmail.com
Para: crco@zzzzz.com
CC: “Family
Subject: Re: aviso de servicio público

Estimado cuñado secreto,

El buzo aterciopelado se queda en mi lista y en mi closet. Como comprenderás, las mujeres reales, de carne y hueso, que trabajan y/o cuidan niños, se levantan a atender a sus hijos a las 11pm, a las 4am y empiezan su día a las 6am, cambian pañales y limpian mocos a diario y sin feriados... Algunos días no estamos cansadas, sino MUERTAS. Esos días queremos estar cómodas y si, tal vez ese día no nos bañemos, pero no porque no queramos vernos como las modelos de Brahma, sino porque el espíritu no nos da más. Ese día si mi esposo me mira y aún me ve linda, me va a hacer la mujer más feliz de la tierra, y no me interesa si me miente, solo que me diga q me veo linda. Si a pesar de que no me pude bañar, peinar y acicalar no por flojera (aclaro eso para que las ociosas no se trepen al coche), sino porque estoy más que cansada, pero por lo menos tuve la gentileza de sacarme la pijama, espero que mi esposo lo reconozca y me siga viendo linda, esa es mi mayor garantía de felicidad. Y, si él no lo sabe apreciar, pues ¡piña!


Y ahora te exhorto a que te adaptes a mi pedido y me busques el buzo para casa más lindo que encuentres, para que mi esposo no se canse del mismo buzito negro de terciopelo, que siempre uso.


Pep

Y lo mejor: la respuesta de su esposo

De: mango@gmail.com
Para: pen@gmail.com
CC: “Family
Subject: Cuñado secreto

Esa es mi Tennenbaum ¡carajo! Tú siempre estás guapa linda, hasta con vómito de nuestra bebe en la cabeza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si tienes un comentario por favor, déjalo aquí.