martes, 18 de febrero de 2014

¿El trabajo o la casa?

Reproduzco acá un mail que me mandó una mamá muy mortificada, pues había leído en el muro de FB de una amiga suya una dura crítica a las mujeres que dejan sus carreras y profesiones por quedarse en casa y cuidar a sus hijos. Es cierto que quienes optamos por esto recibimos (me incluyo, pues dejé el mundo corporativo por ser una mamá full time) duras críticas debido a nuestra elección (sobre todo de mujeres de “vanguardia”). Yo ya tuve mi propia disertación (¿Es posible tenerlo todo?)

Pero, ¿qué pasa cuando no hay otra opción y debes trabajar? ¿Criticarás también, a las madres que sólo cuidan a sus hijos? Acá, esta NeuroMamá analiza y reflexiona sobre este y otros asuntos alrededor de la maternidad y el trabajo.


“Hace ya algún tiempo, exactamente 11 meses y tres semanas, que caí en cuenta que las mujeres nos dividimos en 2 grupos. Las que cuidan su casa y sus hijos, y las que cuidan su vida profesional. Lamentablemente en este país subdesarrollado no existen licencias de maternidad de 1 año, no existen trabajos de medio tiempo y no existe el home-office (no existe, lo puedes hacer pero tu jefe terminara haciéndote a un lado porque "no trabajas", - lo he visto en primera fila. Entonces, al hacerte madre te ves en la encrucijada de tu vida: ¿cuidar a los hijos, o continuar trabajando y delegar esta tarea?

Personalmente decidí cuidar a mi familia, es lo que me hace feliz, me siento realizada entregándome por completo a la crianza de mi bebita, eso sin mencionar que soy una neuro-mama incapaz de delegar la crianza de mi hija a una desconocida, siendo que mi hija es lo más importante para mí en esta vida. Pero la vida da vueltas y me lanzó indefinidamente al grupo de madres trabajadoras, mi esposo se independizó y me necesita en la oficina. Ahora tengo una nana y trabajo a 1 cuadra de mi
casa, me reparto como puedo, diría que hago malabares pero se queda corto: me multiplico por mil y soy la reina del multitasking, y así y todo no cumplo al 100% con mi trabajo (si mi esposo no fuera mi jefe sería imposible), y una vez por semana puteo porque fue la nana quien vio a mi hijita dar ya no 6 sino 8 pasitos seguidos sola por primera vez. Si pudiera tiraría todo y me dedicaría a cuidar mi familia, disfrutar a mi hija, cuidarme a mí, a mi marido, dormir mejor, ver más a mis amigas, ir al gimnasio, tener sexo sin pensar en que ya es tarde y estoy perdiendo horas de sueño, comer más sano, bañarme en la piscina un buen miércoles… básicamente a ser feliz, porque para eso estamos aquí ¿cierto?

Entonces ahora me pregunto… ¿por qué muchas madres trabajadoras despotrican contra quienes pueden y quieren dedicarse a su familia? No logro entender porqué las califican de "vagas" o "poco productivas", cuando el mejor legado que puedes dejar en esta vida son tus hijos. ¿Por qué delegar la crianza de tu hijo a otro? ¿Para que vaya a un mejor colegio? Y ¿qué pasa si no es un mejor colegio lo que necesita? Y, ¿qué pasa si lo que necesita es pasar más tiempo con mamá y papá? ¿Por qué la necesidad de muchas mujeres de tener su "propia plata"? ¿Qué significa eso? ¿Se casaron con separación de bienes? La plata de mi esposo es de los 2, y para ser sinceros es más mía que suya. Somos un equipo en esto, somos un equipo desde el momento que decidimos juntos traer a este bebe al mundo, es más, somos un equipo  desde que decidimos pasar el resto de nuestros días juntos. ¿Por qué tanta crítica a quiénes optaron por lo que –en mi opinión- es la mejor decisión? Si pudiera, estaría ahora en casa con mi bebé disfrutando el ser mamá.

En fin…, no quiero desatar una guerra acá. Creo que cada uno debe hacer lo que le haga feliz. Pero, por favor ya basta con la crítica a las mamás full time, porque estoy muy segura que ellas también tienen muchas y muy duras críticas para aquellas que decidieron escoger la oficina sobre la casa y los hijos, pero andan tan ocupadas que ni tiempo para eso tienen.                                        (D.S.R)


2 comentarios:

  1. Sí, no entiendo por qué tienen que formarse dos bandos... La verdadera libertad está en que una pueda escoger qué hacer en lo relacionado con la crianza de sus hijas. No deberíamos ser enemigas, trabajemos en casa o no, compartimos el hecho de ser madres.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo la suerte de disfrutar de los dos mundos, puedo ingresar y salir del mercado laboral cada cierto tiempo y gracias a mis capacidades lo he logrado. Decidirse quedarse en casa o no depende de las metas que tenga la mama. Así que por gusto pelearse, porque como mamá a tiempo completo no hay tiempo y para mamá que trabaja menos aún!!

    Relax mamis, la vida es una y a disfrutar!

    ResponderEliminar

Si tienes un comentario por favor, déjalo aquí.