viernes, 28 de febrero de 2014

Orientación vocacional (sólo para mujeres)

Hace unos días estuve en una reunión con amigas cuyos hijos están en los últimos años de secundaria y están en toda la etapa de elección de carrera y de las famosas charlas de orientación vocacional. Muchos de ellos aún no se deciden, y las mamás –por supuesto- están ayudándolos  averiguando sobre las diferentes carreras y opciones de trabajo y estilo de vida que hay hoy en día. Es así que todas estábamos compartiendo nuestras experiencias universitarias cuando de pronto una amiga hace un comentario que me dio mucho que pensar. Dijo que si ella hubiera recibido una buena orientación vocacional, una orientación real y profunda jamás hubiera estudiado abogacía, porque aunque ama su carrera, y le encanta el derecho, en su opinión, la vida de un abogado, el estilo de trabajo de los abogados es totalmente incompatible con la vida de una mamá. Ya seas, abogado de estudio o corporativo, jamás saldrás del trabajo antes de las 6:00 p.m. y eso, para ella, es inadmisible cuando tienes hijos y sobre todo si estos son pequeños.

Su intervención desató un efusivo debate entre todas las presentes: todas, el 100% de las presentes habíamos dejado nuestras profesiones para dedicarnos a ser mamás a tiempo completo, pero la pregunta era ¿qué carrera debes estudiar si quieres ser profesional y ser una mamá full también? ¿Debes dejar de lado tu vocación? Hay carreras que por definición son más compatibles con ambos roles, carreras como la educación inicial, los diseños (industrial, modas, gráfico) son carreras que tienen horarios que se ajustan con los niños, o que te permiten trabajar como independiente. En general, lo ideal es elegir carreras, que te permitan tener tu propio horario y disponer de tu tiempo.
Pero, ¿qué pasa si tu vocación es otra? ¿Estudiarías una carrera que no te hace 100% feliz pensando en tu futuro como madre? 

Yo, NO. Y claro que me hablaron de los hijos, de la casa y lo difícil que es conciliar ambos, pero tenía 16 años y todas las ganas de comerme el mundo. Y es por eso, que estoy de acuerdo con mi amiga en que se necesita una orientación vocacional auténtica y efectiva. No sólo charlas dónde un profesional va y te haba de lo linda que es su carrera y lo bien que la pasa en su oficina. Lo ideal, sería que vayas a pasar el día con un abogado, arquitecto, economista, diseñador o lo que llame tu atención y veas si es eso lo que tú quieres hacer el resto de tu vida. Además, en mi opibión, en el Perú hay una tara dónde prácticamente a todos se les obliga a ser universitarios (pero ese es otro tema). Considero importante hablar, de forma franca y real con mujeres profesionales (porque los hombres… se la llevan fácil en esto del trabajo con los hijos) de cómo es su día a día, lo que han tenido que sacrificar y qué les gustarí
Modelo caminando con traje ejecutivo
a cambiar de su vida. Porque para llegar lejos profesionalmente, hay que sacrificar muchas cosas.

Quizá, si yo hubiera tenido esa conversación honesta me hubiera ahorrado la maestría. La carrera que estudié, la estudié precisamente porque no me gustan los horarios de oficina. A mí me encanta leer, escribir e investigar y el núcleo de mi carrera es eso. Pero, en algún momento me obsesioné con hacer un MBA (y aunque no entiendo bien porqué elegí eso, lo AMO con locura y pasión) y tengo un lindo e importante título que espero, algún día, usaré más provechosamente. Pero, a lo que voy es que probablemente hubiera hecho una maestría (me encanta estudiar) más acorde con mi carrera, con el estilo de vida que me gusta (sin horarios, sin oficina) y no sólo hubiera ahorrado plata (lo que es siempre bueno) sino también, me hubiera ahorrado un montón de sinsabores. Porque, no voy a mentir me dolió mucho dejar mi lado profesional ¡¡ayyyy! a veces todavía me duele!  Lo cierto es, y en eso todas coincidimos, que nuestra vocación de "desperate housewifes full time" (así en inglés suena más importante) es más poderosa, y eso con ningún test vocacional se cura. Y pensandolo bien ¿quién hubiera elegido este trabajo si hubiera tenido oportunidad de acompañar a una mamá full time durante 24 horas? 

1 comentario:

  1. COMPLETAMENTE DE ACUERDO! y ASI EN MAYUSCULAS.
    Yo era una corporate lawyer all the way!!!! Trabajo hace mucho como inhouse de un grupo grandisimo y jamás imaginé que quisiera dejar tirada mi carrera. Hoy sufro MAAAALLLL dejando a mi pequeñito por horas porque no me puedo dar el lujo de dejar de trabajar (porque en mi caso, ser mama a tiempo completo es un lujo que me encantaría tener)

    ResponderEliminar

Si tienes un comentario por favor, déjalo aquí.