martes, 15 de diciembre de 2015

Vamos de paseo, con una Mitsubishi Outlander 2016

Con  3 hijos pequeños y en pleno crecimiento siempre estoy abierta a nuevas alternativas de transporte para mí y mi familia. Es difícil encontrar un carro en el que entremos cómodos los 5 con la nana (o sea, 6 en total) además incluyendo car seats, boosters y coches.  Así que cuando me ofrecieron probar la nueva Mitsubishi Outlander 2016 (full equipo, baby) acepté encantadísima de la vida.

Esta es la Mitsubishi Outlander 2016 que me prestaron
La fui a recoger con mis 3 hijos. Todos estábamos súper ilusionados. Firmé unos papeles, me enseñaron cómo manipular los controles y ¡listo! Empezó nuestra semana con la nueva Mitsubishi Outlander. Mis 3 hijos entraron de lo más cómodos en el asiento de atrás. Cada uno con su respectivo booster. Sólo entraron los 3 así que la nana vino en asiento del copiloto. Usualmente, me gusta que un adulto responsable vaya atrás con mis hijos porque –por lo general-  hay peleas, quieren jugar con las ventanas, o abrir las puertas, a veces tiran cosas, y se fastidian (¿ya dije que se pelean?). 

Felizmente, por la emoción, se portaron como unos angelitos. Además, antes de salir yo ya había puesto seguro de niños en las dos puertas traseras (el seguro de niños en este carro se coloca de forma manual en la misma puerta).  Así, que empezamos nuestro recorrido sin ningún contratiempo.
Esta es la maletera

El carro es suavecito, frena bien y rápido. El timón hidráulico lo puedes hacer girar con solo un dedo. Es una camioneta (lo que se conoce como SUV) precisa, porque es amplia y grande sin ser gigante. O sea, que entra fácil en todos lados. Ya mencioné que la maletera es amplia. En esta versión las lunas y pestillos son eléctricos (aunque creo que ya ahora todos los carros son así). El aire acondicionado es una maravilla y el motor tiene fuerza. Al menos, la fuerza suficiente para llevarnos a mí, a mis hijos y la nana con todos nuestros bultos por el cerro de La Molina casi sin bajar la velocidad. (No me pregunten por caballos, ni nada de eso. Si quieren la ficha técnica click aquí)

Lo único malo para mí es que con los boosters mis hijos ocupan todo el asiento trasero, así que no puede ir nadie atrás con ellos. Esto no sería un impedimento si fueran mayores, pero todavía son pequeños y necesitan supervisión adulta directa. Por esta limitación es que no salimos a pasear fuera de Lima con la Outlander, pero vaya que paseamos dentro. Fuimos: al nido, al colegio, a las clases de deporte, a las terapias, a hacer las compras semanales, en fin, estuvimos por todos lados. Y, ahí es que me di cuenta que el consumo de gasolina en este carro es sumamente eficiente. En una semana de uso, apenas consumió medio tanque. ¡Un éxito! Como siempre en estos carros nuevos te recomiendan que lo mínimo que le eches es gasolina de 95 octanos.

Acá estoy yo recogiendo el carro. Foto tomada por mi hija.

Me gustó mucho el carro. Nos gustó mucho el carro a todos. Mis hijos estaban felices contándole a todo el mundo del carro nuevo de su mamá. Lástima que era prestadito no más. Igual, una linda y divertida experiencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si tienes un comentario por favor, déjalo aquí.